anssyd

Asociación Nacional de Salud Sexual y Discapacidad

SEXUALIDAD EN PERSONAS CON SÍNDROME DOWN


Día mundial S. DownUno de los temas que aún sigue siendo tabú en la sociedad actual es el que atañe a la sexualidad de las personas con diversidad funcional (PDF), hoy en nuestro blog haremos una pequeña aportación para visualizar la sexualidad de las personas con Síndrome de Down.

Históricamente la educación que se ha ofrecido a estas personas ha tenido como finalidad conseguir que “ no se despierte su impulso sexual”.  Con todo, el control y la vigilancia excesiva a la que con frecuencia son sometidas/os, les lleva a una pérdida de la intimidad, esencial para su desarrollo sexual, condenándoles a la soledad afectiva en ese ámbito de su vida, pudiendo afirmarse que sigue existiendo un cierto miedo a plantear el tema, sea en el terreno profesional o familiar.

Las personas con síndrome de Down pueden alcanzar una vida afectiva plena, pero existen factores personales como el menor nivel cognitivo, las muestras excesivas de cariño y/o dificultades comunicativas que le impiden expresar sus sentimientos. También existen factores sociales, que hemos comentado al inicio del tema, como la existencia de prejuicios, o la sobreprotección por parte de la familia o las instituciones que a menudo reducen su intimidad o impiden que la persona cree vínculos afectivos y sexuales con otra persona.

Por lo anteriormente expuesto podriamos afirmar, que las PDF tienen condiciones menos favorables que los demás, lo tienen mucho peor en lo que se refiere a su sexualidad y afectividad .Al igual que en el resto de personas que padecen alguna diversidad funcional se ha creado una serie de mitos en torno a la sexualidad de las personas con Síndrome de Down, los más frecuentes son: Falta de control de los impulsos, se tiende a infantilizarlos y no se consideran seres sexuados, las parejas que se forman son entre personas con síndrome de Down, no pueden concebir y en el caso de que pudieran concebir, su descendencia también padecería el síndrome.

Del mismo modo que en las personas sin ningún tipo de diversidad funcional es necesaria una educación sexual para conseguir una sexualidad saludable, en las personas con síndrome de Down perseguiríamos este mismo objetivo, pero adaptándola a las características de este colectivo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: