anssyd

Asociación Nacional de Salud Sexual y Discapacidad

TRASTORNOS ALIMENTICIOS Y SEXUALIDAD


Los Trastornos de la Conducta Alimentaria tienen una etiología multicausal (biopsicosocial) y constituyen uno de los problemas más importantes que preven en la juventud de hoy en día, especialmente en las mujeres, que representan el colectivo más afectado. [1] . Durante la última década han aumentado el número de diagnósticos y de hospitalizaciones a consecuencia de desequilibrios alimenticios. La imagen que cada persona posee de su cuerpo tiene una gran relevancia para su propia salud emocional, y como nosotros relacionamos con otras personas. Hay varios factores implicados como pensamientos, sentimientos y comportamientos. Estudios recientes tendencias [2] que las mujeres que están insatisfechas con su autoimagen tienen menos deseo sexual, sus relaciones son menos satisfactorias y tienen mayores problemas para alcanzar el orgasmo que el resto de las mujeres.

A partir de esta visión alterada del cuerpo, las personas que padecen un trastorno alimenticio llegan a tener un cuerpo porque lo sienten poco atractivo ya «castigarlo» en consecuencia, lo que impacta el desempeño sexual a varios niveles. A nivel físico las alteraciones más frecuentes son la falta de menstruación, el déficit de lubricación ya que los desórdenes alimenticios a la salud hormonal, el vaginismo, la baja satisfacción sexual y la experimentación de las dificultades para el orgasmo, por lo que se apartan de la vida sexual activa .

Por otro lado, la mala autoimagen corporal incide a nivel emocional. Dado que las personas con trastornos alimenticios se sienten muy insatisfechas con su cuerpo, el sexo les genera profunda ansiedad. El sexo se vuelve un tabú, pues la persona le angustia las relaciones con otras personas, ante quien debe desnudarse y esto hace que estas personas tengan menos relaciones sexuales que el resto de la población.

Una vez que se reconoce el problema y se puede comenzar a disminuir el dolor y el sufrimiento que provoca, poco a poco mejorar la autoimagen y la persona empieza a ser capaz de lograr la intimidad con otros y puede conocer la sensualidad, así como el placer y el disfrute de llevar a cabo una vida sexual activa.

 

Bibliografía:

  1. Lameiras F ernández, M. SEXUALIDAD E IMAGEN CORPORAL EN MUJERES CON TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA. Anuario de Sexología 2001 • N ° 7 • pp. 63-74
  2. Revisión de trastornos alimentarios. Disponible: http://eatingdisordersreview.com/nl/nl_edr_15_5_6.html . Consultada [24.05.l2018]

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: